MEXICANOS EN LA POBREZA; DINERO A CENTROAMÉRICA



*Mientras el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señala que en México el número de personas en situación de pobreza pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008 y 2018, el presidente López Obrador regala 100 millones de dólares a Guatemala, El Salvador y Honduras, como parte de su programa de apoyo a las naciones centroamericanas para disminuir los flujos migratorios. De acuerdo al Coneval, estos son los retos que el país tiene en materia de combate a la pobreza: lograr un crecimiento del ingreso incluyente y sostenido; la política pública debe fortalecer la atención del conjunto de carencias sociales, particularmente aumentar el ingreso de las familias y ampliar la cobertura de la seguridad social. En contraste con la situación que prevalece en el país, AMLO tiene previsto que en un plazo de ocho meses se generen por lo menos 60 mil empleos en las naciones centroamericanas gracias al apoyo económico que les brinde México. Sin embargo, los economistas advierten que sin una economía mexicana próspera que crezca de manera sostenida, todo plan de impulsar la cooperación con Centroamérica no pasará de ser una buena intención, un mero discurso sin piso financiero ni instrumentación. Para que los buenos propósitos se materialicen, dicen los especialistas, habrá que vencer la falta de recursos presupuestales, la austeridad republicana, la presencia de Trump y la corrupción en las instituciones de los países involucrados. También se necesitará instaurar redes institucionales que garanticen continuidad en el plan de apoyo sin importar quiénes sean los presidentes. Lo único que queda muy claro hasta este momento, es que al Presidente le aplica muy bien aquel refrán que dice: “Oscuridad de su casa, candil de la calle”.

STAFF LA OPINIÓN DE MÉXICO

Ciudad de México.- Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el número de personas en situación de pobreza pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008 y 2018.

El Coneval identifica los retos que México tiene en materia de combate a la pobreza: lograr un crecimiento del ingreso adecuado, incluyente y sostenido; la política pública debe fortalecer la atención del conjunto de carencias sociales, particularmente aumentar el ingreso de las familias y ampliar la cobertura de la seguridad social.

Estos últimos son los dos retos más importantes de las políticas públicas encaminadas a disminuir la pobreza que debe enfrentar el gobierno encabezado por el presidente López Obrador.

El organismo refiere que es prioritario abatir las desigualdades territoriales entre grupos de población, en particular la población de mujeres indígenas que viven en zonas rurales.

Entre 2008 y 2018, se observa un mejoramiento en los indicadores de carencias sociales a nivel nacional y en la mayoría de las entidades federativas.

En el citado período, 24 entidades federativas tuvieron una reducción en el porcentaje de la población en situación de pobreza. Las tres entidades federativas que presentaron la mayor reducción en el porcentaje de población en situación de pobreza fueron Aguascalientes, Hidalgo y Tlaxcala.

Sin embargo, el Coneval advierte que el reto mayor sigue siendo el sureste del país donde se encuentran las entidades federativas con mayor porcentaje de población en situación de pobreza en la década 2008-2018: Chiapas (77.0 a 76.4 por ciento), Guerrero (68.4 a 66.5 por ciento), Oaxaca (61.8 a 66.4 por ciento) y Veracruz (51.2 a 61.8 por ciento).

Si bien en estos 10 años se ha reducido la brecha de pobreza entre las zonas rurales y urbanas, la pobreza en 2018 en zonas rurales aún sigue siendo mayor: 55.3 por ciento comparado con 37.6 por ciento en las zonas urbanas.

La política pública del gobierno de la Cuarta Transformación debe seguir atendiendo todas las carencias sociales, particularmente aumentar el ingreso de las familias y ampliar la cobertura de la seguridad social. Estos son los dos retos más importantes de las políticas públicas encaminadas a disminuir la pobreza.

Es preciso abatir las desigualdades territoriales y entre grupos de población, en particular la población de mujeres indígenas que viven en zonas rurales.

Estas son algunas de las recomendaciones del organismo para disminuir los índices de pobreza, y atender las carencias sociales que afectan a numerosos grupos de la población tanto rural como urbana.

Sin embargo, para el gobierno federal resulta de mayor importancia ayudar a las naciones del Triángulo del Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), como parte del acuerdo migratorio firmado con Estados Unidos para reducir el flujo de migrantes procedentes de aquella región. 

Atender los rezagos sociales de los mexicanos pasa a segundo plano con tal de cumplir con las exigencias del presidente estadounidense, Donald Trump, quien en más de una ocasión ha dejado en claro que está utilizando a México para reducir el ingreso a su país de migrantes procedentes de Centroamérica y de otras naciones del orbe.

En días recientes, en el poblado de San Juanito, Bocoyna, Chihuahua, un grupo de indígenas rarámuris abordaron al presidente López Obrador.

Con pancartas en mano que decían “tenemos hambre”, le exigieron apoyos y su inclusión en el programa Sembrando Vida, luego de la cancelación de Prospera. En otras cartulinas se leía la leyenda “presidente no es bienvenido”.

Los rarámuris le pidieron “auxilio, trabajo para combatir la hambruna, porque estamos olvidados”. Todos manifestaron su descontento por la cancelación del programa Prospera.

En la zona Tarahumara no hay fuentes de empleo, los programas de Prospera se los quitaron a muchos familias; ahora las madres de familia están recibiendo una sola beca -sólo las que tienen hijos en edad escolar-. Todos le pidieron al Presidente que corrija programas, que cumpla lo que dijo en campaña, que no los traicione, no les mienta.

Pese a las graves carencias y al hambre que existe en muchas regiones del país, el gobierno federal destinará 100 millones de dólares para implementar el programa Sembrando Vida en El Salvador, Guatemala y Honduras.

Un día después de la visita del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, a Chiapas, donde junto con el presidente López Obrador, dieron inicio simbólico al Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, se hizo el anuncio oficial de este programa que busca disminuir la migración de personas de esos países a Estados Unidos, una exigencia constante del presidente Trump.

La inversión mexicana de Sembrando Vida pretende revertir las consecuencias que ha tenido el calentamiento global en esa región y que ha sido, entre otros como la violencia, uno de los motivos que ha impulsado la migración.

Los 100 millones de dólares que se invertirán en Centroamérica provienen del Fondo Yucatán; de esta cantidad 30 millones serán específicamente para El Salvador.

El Plan de Desarrollo Integral será respaldado por 17 agencias internacionales y también se buscará el apoyo financiero de la Unión Europea.

Igualmente, el próximo gobierno de Guatemala recibirá de México 30 millones de dólares como parte del citado Plan a través de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro y servirá para reforestar la zona fronteriza.

El presidente electo de ese país, Alejandro Giammattei, confirmó lo anterior luego de sus reuniones con líderes del Senado y con el presidente López Obrador.

Giammattei, quien tomará posesión el próximo 14 de enero, aseguró que López Obrador se comprometió a apoyar a Guatemala en todos los esfuerzos que sean necesarios para su desarrollo económico.

De la misma forma, el gobierno federal acordó con Honduras la implementación de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro mediante la entrega de 30 millones de dólares, con lo que se espera crear 20 mil empleos en un plazo de cinco meses.

En duda, plan de apoyo: especialistas

Sin embargo, en opinión de especialistas el plan de apoyo del presidente López Obrador deberá en primera instancia superar algunos aspectos como la escases de presupuesto, las medidas de austeridad y lograr una economía próspera para poder concretar sus pretensiones en la región centroamericana.

"Sin una economía mexicana boyante que crezca fuerte y de manera sostenida e incluyente, todo plan de servir de pilar a un impulso de cooperación regional no pasará de ser meras intenciones, de hecho como nuestro Plan Nacional de Desarrollo, mero discurso sin piso financiero ni instrumentación", dijo el economista Juan Carlos Moreno Brid, ex director adjunto de Investigación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

"La política de austeridad seguida por México vuelve muy cuestionable, por no decir imposible, pensar que el gobierno de México dedicará recursos significativos a promover el desarrollo de Centroamérica, cuando ni siquiera lo está haciendo de manera suficiente para promover el desarrollo nacional", advierte Moreno Brid.

Por su parte,  Javier Urbano Reyes, investigador del Departamento de Estudios Internacionales en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, dijo que la intención del plan de apoyo a Centroamérica es muy buena, pero la operatividad es nula.

“No tenemos ningún viso de que haya un plan de trabajo, o por lo menos lo desconocemos. Parece ser que lo único que puede llevarlo adelante es la voluntad de un presidente, y eso evidentemente hay que rechazarlo”.

En su opinión, los recursos contemplados en el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica deben multiplicarse por 40 o por 50, además de una intervención masiva de todo el sistema internacional, pues solamente de esta forma se podrán revertir todos los problemas de desarrollo que tiene la región.

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), dijo que habrá que vencer la falta de dinero, la austeridad del gobierno, la presencia de Trump y la corrupción en las instituciones de los países involucrados.

"El aspecto a considerar es si en esta ocasión se tendrán los recursos económicos y la duración de tiempo necesarias para que ese tipo de estrategias funcione, porque es evidente que en el pasado se ha quedado a medio camino”, dijo De la Cruz.

"Se va a necesitar la participación de Estados Unidos como la gran fuente de financiamiento. Si Estados Unidos no participa con recursos, transferencia de tecnología y la participación de sus empresas, evidentemente el alcance del proyecto me parece que puede estar en entredicho”, señaló de la Cruz Gallegos.

Sin embargo, el gobierno de Donald Trump anunció su programa de apoyo a Centroamérica, en una acción que puede considerarse como una decisión unilateral para implementar una estrategia similar a la puesta en marcha por el presidente López Obrador.

Estados Unidos aseguró que tras los acuerdos migratorios históricos firmados con Honduras, El Salvador y Guatemala para cerrar las puertas a los “agujeros” aprovechados por la inmigración ilegal, el año entrante presentará un plan de crecimiento económico para la región.

Los acuerdos generan una oportunidad histórica. Esa era la primera fase, cerrar los agujeros en el sistema de inmigración, indicó Mauricio Claver-Carone, asesor de la Casa Blanca para Latinoamérica.

El funcionario de la Casa Blanca destacó que la mayor parte de los inmigrantes centroamericanos que llegan a la frontera estadounidense lo hacen por motivos económicos, y no de persecución política, por lo que se abusaba de la figura del asilo.

“Usaban eso como una vía para entrar ilegalmente. Esa parte terminó”, dijo el asesor del presidente Trump.

Claver-Carone destacó que después de haber cerrados esos “agujeros” legales que habían sido aprovechados por las mafias, Washington se centrará ahora en ver políticas de apoyo al crecimiento económico de Centroamérica.

El programa de apoyo a Centroamérica que presentará Estados Unidos el año entrante, encierra una incógnita que preocupa al gobierno de la Cuarta Transformación, pues parece indicar que el presidente Trump desconfía de los resultados que pueda tener el plan mexicano, por lo que decidió impulsar uno propio a pesar de los llamados del presidente López Obrador a sumarse en conjunto con su Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.
Share on Google Plus

About La Opinión de México

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

1 Comments:

  1. ¿ Vieran cuanto combatio la pobreza el programa "próspera " a las comunidades indígenas ? ■ "Migajas" qué llegaban con "moches" y CONDICIONADO AL VOTO para el saqueador gobierno PRIISTA . □ Acasó no lo dijo el mismo ASNO DEL EPN , qué la corrupción era parte de la "CULTURA" de México .
    ■ PROXIMAS ELECCIONES ARREGLAREMOS " CUENTAS " eliminaremos al PRIANATO . 😤

    ResponderEliminar

Entradas populares

LO MÁS POPULAR