DESAFÍO




*Oferta: Ira y Furia
*CDMX, el Distractor
- - - - - - - - - - - - - -

Rafael Loret de Mola/La Opininión de México 

       El mundo –y dentro del mismo, México, porque no somos una isla deshabitada y desconocida como algunos proponen cuando exigen sólo hablar de nuestro entorno-, tiene ante sí una envidiable oferta de la Casa Blanca: ira y furia, referida a Corea del Norte cuyo gorilita de pacotilla, Kim Jong-un –o Kin Kong primero-, exhibe su arsenal nuclear como si estuviera jugando al “turista” y enciende las alertas al subrayar que, en condición de potencia, aumentará su capacidad de ataque para cualquier eventualidad con los Estados Unidos; y en el centro de la batahola se sitúa Putin, de Rusia. 

       Son más negros estos vientos que cuantos antecedieron a la primera y segunda conflagraciones mundiales tras el asesinato del Archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, heredero del imperio austro-húngaro, en junio de 1914, y la invasión de Hitler a Polonia en 1939. La gravedad de los hechos, sin embargo, no ha sido ponderada por el desarrollo de otras conflictivas, como la de Venezuela en el continente americano –estamos en el mismo, señor Nicolás Maduro; Portugal, no, aunque usted la situara en el nuestro-, y la sostenida invasión en Medio Oriente, rastreando petróleo hasta debajo de las piedras mientras se justifica el accionar por el terrorismo implacable, imposible de justificar, del llamado Estado Islámico o ISIS. 

       El horizonte es amargo porque conlleva amenazas colaterales que, sin duda, tocan a los mexicanos aun cuando nuestro “gobierno” –si puede considerarse tal-, cierra los ojos y se convierte en el tuerto de la película de horror que se ha salido de las pantallas para apoderarse de la “vida real”. ¿Ficciones? Ni los arrebatos de los alliens y los “superhéroes”, campeones del entretenimiento, son tan duros de digerir como los hechos crudos y brutales del presente encabezado por quien se cree dueño de las vidas de todos, Donald “el pato” Trump o el anaranjado de la Casa Blanca. 

        Y allí van, corriendo, algunos funcionarios mexicanos para sumarse a las líneas de Washington olvidándose de nuestra doctrina estelar, la Estrada –redactada bajo los auspicios del parlamentario Gerardo Estrada durante el régimen del infamado Pascual Ortiz Rubio-, a favor de la autodeterminación de los pueblos. No perciben acaso lo que las demás miradas observan: si Venezuela cae, México no hallará más respaldo a sus principios en Latinoamérica y aumentará su dependencia, más bien el entreguismo traidor, respecto al gobierno de Washington y a los pisotones de Trump. No falta mucho para que el infame anaranjado, en campaña, retorne a México a reírse de nosotros con picos y palas para elevar el muro de la ignominia; y peña será el primer albañil de la República, sin desdoro de los nobles trabajadores de la construcción. 

       El panorama es siniestro, tanto como las mentes de los nuevos conquistadores del orbe, ansiosos de contar con más súbditos para proclamar la superioridad estadounidense, tiroteos y apuñalamientos d3e por medio, aunque aún no se ponen de acuerdo sobre quiénes ocuparán el primer sitio, si negros o blancos, considerando el dolor de Michelle Obama por haber sido llamada “simio” durante su estancia en la casona de la Avenida Pensilvania. ¡Y a los mexicanos la mafia pretende castigarnos por gritar en el fútbol, y al paso de peña por Chiapa de Corzo el año anterior, ¡“ehhhhhh, puto”! Qué no nos vengan con hipocresías y falacias. 

         LA ANÉCDOTA    
        Durante un desayuno, en la mesa del exdirigente Salomón Faz Sánchez, uno de los contertulios habituales tomó la palabra y sentenció:
        --No nos hagamos pendejos. El PRI sólo podrá caminar si somos capaces de expulsar y enjuiciar a los negros personajes quienes nos hundieron.
        --¡Nombres, nombres! –exigieron algunos de los convocados-
        Y, entonces, el aludido comenzó a dar lectura a una larga lista:
         -enrique peña nieto, carlos salinas, ernesto zedillo, echeverría, los dos Duarte, los dos Moreira, Ulises Ruiz, Arturo Montiel, Roberto Madrazo, Francisco Labastida, Claudita Ruiz Massieu Salinas, Luis Vega, Luis Videgaray, Manuel Añorve Baños, Ivonne Ortega Pacheco, Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones, los Murat, Figueroa Alcocer, Alejandrito Cárdenas Moreno, Manuel Cavazos Lerma y...
        --No sigas... no vayas a llegar a nosotros.
        Y una carcajada acabó con la secuela entre aplausos cerrados para el ponente.
- - - - - - - - - - -
Share on Google Plus

About La Opinión de México

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Comments:

Publicar un comentario

Entradas populares

LO MÁS POPULAR