AMLO, NADA QUE FESTEJAR; Negro panorama del gobierno de AMLO a siete de haber iniciado




 STAFF LA OPINIÓN DE MÉXICO

A un año de haber logrado el triunfo en las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador todo parece indicar que no se convirtió en el salvador de la Patria, sino en el principal problema. Ya que lejos de llevar al país a la prosperidad lo empuja hacia la pobreza extrema. En ese panorama, para el presidente López Obrador, “gobernar no es tan difícil, todo es cuestión de sentido común”.

Sin embargo, todos los planteamientos de López tienden a la división, a la contraposición contra cualquier estrategia progresista, al revertir situaciones que aunque no sean las ideales han costado mucho tiempo y dinero.
La apuesta de López  es por instrumentar un gobierno autoritario, donde solamente él pueda decir lo que es bueno y lo que es malo, quien es bueno y quién es malo, y qué se debe hacer y qué se debe eliminar. Y hacerlo con enorme dispendio económico, como si ser más pobres y menos eficientes fuera la solución. Un gobierno de errores, arbitrariedades y ocurrencias.

El primer error que cometió Obrador al asumir la presidencia de la república, consistió en cancelar la construcción del que hubiera sido el más funcional y moderno aeropuerto de México, no sólo de la capital del país. Obra pública  que al momento de  cancelarse  presentaba un avance de 32 por ciento y una inversión de 120 mil millones de pesos. Dinero aportado por los contribuyentes que irá a parar al bote de la basura por una decisión presidencial equivocada.

Para justificar la cancelación del nuevo aeropuerto, López Obrador, sin presentar la menor prueba que avalara su dicho, declaró que tomó esa determinación al descubrir que un grupo de empresarios corruptos pretendía construir un nuevo Santa Fe en los terrenos del obsoleto aeropuerto Benito Juárez. No dio a conocer un solo nombre de los empresarios que acusó de deshonestos.
El NAIM habría colocado a México entre los países que cuentan con terminales aéreas de primer mundo y hubiere sido un importante impulsor del crecimiento de la economía nacional.

La gravedad de este error, adquiere mayor dimensión porque López no tenía -y todavía no tiene- un proyecto alternativo  para sustituir el proyecto integral que apoyó la obra del aeropuerto de la CDMX en la región de Texcoco.
Otras ocurrencias. Durante una de sus conferencias de prensa matutinas, López anunció que ”E Ejército va a construir el nuevo aeropuerto de Santa Lucía”. Para en seguida advertir que la dirección y administración de esa terminal estarán a cargo de la secretaría de la Defensa Nacional. Así como la operación de las nuevas pipas que distribuirán gasolina en sustitución de los gasoductos que clausuró López para combatir a las bandas de huachicoleros.

Otro error no fue emprender la guerra contra el robo de gasolina, sino emprenderla sin contar previamente con una estrategia idónea. López se lanzó a la aventura de declarar su fallida guerra al huachicoleo.
Dio la indicación de cerrar los ductos conductores de gasolina para evitar, según su particular punto de vista, que los huachicoleros la sustrajeran, ocasionando un inesperado desabasto de combustible que en pocas horas se convirtió en una escasez que afectó a gran parte del país. Escasez que después de mes y medio todavía no termina en diversos puntos del territorio nacional.

Octavio Romero, director de Pemex, declaró que el “‪29 de enero el robo de combustible registró una de las cifras más bajas, (porque) se detectó la sustracción de sólo 3 mil barriles de hidrocarburos, frente al promedio de 56 mil barriles diarios contabilizados en 2018”.
Súbitamente López dio por terminada la guerra que declaró a los huachicoleros, sin informar quien resultó triunfador en esa efímera batalla y quién cargó a cuestas con la invisible derrota.

Lo cierto es que, López no logró desmantelar ninguna de las múltiples bandas implicadas en el huachicoleo. Tampoco dio a conocer ni un solo nombre de los delincuentes roba-gasolina que las autoridades federales debieron aprehender y procesar durante la supuesta guerra antihuachicolera.

Entre las arbitrariedades cometidas por López Obrador en estos primeros siete meses de su gobierno, se puede mencionar que con la finalidad de cumplir el propósito de reducir el 70% del personal de confianza que labora en la Administración Pública Federal, en todas las dependencias del sector público, los altos mandos del gobierno lópezobradorista están atropellando los derechos laborales de trabajadores que tienen esa categoría.
Llevando así a cabo, una violenta, implacable y feroz persecución y cacería de servidores públicos no sindicalizados.

Tanto en la Presidencia de la República, como en las secretarías de Gobernación; Economía; Hacienda y Crédito Público; Bienestar Social; Agricultura y Desarrollo Rural; Energía; Comunicaciones y Transportes; Medio Ambiente y Recursos Naturales; Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Comisión Nacional del Agua, institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores, en fin en todas las dependencias del Gobierno Federal.    

En la Segob se abolieron las estructuras orgánicas y se hizo caso omiso de los organigramas. Se implantó un régimen de terror y acoso laboral. Se suspendieron las vacaciones correspondientes al segundo semestre de 2018. Las jornadas laborales de 8 horas se extendieron arbitraria e ilegalmente a  10, 12, 14 y hasta 36 horas. Obligando al personal a trabajar los días de descanso obligatorio que marca la ley.
Han llegado infinidad de personas, que nadie sabe el puesto que presuntamente van a ocupar, que dan instrucciones al personal para que efectúen labores que nunca han realizado y no están establecidas en los manuales de funciones.

A los trabajadores que decidieron renunciar a su empleo se les obligó a presentar su dimisión en un formato que se les entregó previamente. Donde se establece, en un texto mal redactado, que su renuncia es voluntaria e irrevocable y que les “fueron cubiertas todas las prestaciones”  (vacaciones, aguinaldo, seguro médico, ayuda de despensa, etc.). Ese documento también refiere que el gobierno patrón no adeuda cantidad alguna al trabajador renunciado, por lo que éste no se reserva “acción ni derecho alguno de carácter civil, penal, laboral o administrativo que ejercitar en contra de la Secretaría de Gobernación ni en contra de la Administración Pública Federal.”

En dos unidades administrativas de la Segob, por instrucción de los nuevos titulares, los directores generales adjuntos, subdirectores de área, jefes de departamento, enlaces administrativos y operativos, dejaron de efectuar las labores que les marca específicamente el Manual de Organización, para realizar trabajos de espionaje callejero frente al Palacio Nacional, cámaras de Senadores y Diputados, así como en los sitios donde organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos efectúan plantones y manifestaciones públicas.

La titular de una de esas dos unidades administrativas, utiliza su oficina como guardería de tres perros de su propiedad.
Las ocurrencias de López Obrador han sido de antología.

Después que AMLO se dedicó durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto a criticar que ambos gobernantes utilizaran a las fuerzas armadas como policías para combatir el narcotráfico y de acusar al Ejército Nacional de asesino, ahora, siendo presidente de la República, lo utiliza como si tratara de una fórmula milagrosa.
López Obrador pretende que las fuerzas armadas, cuya función consiste en defender la integridad, la independencia y la soberanía del país, asuman la responsabilidad policíaca de perseguir delincuente, a través de la Guardia Nacional.

INSEGURIDAD A LA ALZA

La apertura de 22 mil 035 carpetas de investigación por narcomenudeo; 92, mil 638 por robo con violencia y cinco mil 284 por violación. En el país tienen impunidad 37 cárteles del narco o grupos delictivos, como resultado de la política de amnistía del gobierno de no perseguir ni detener a líderes de la delincuencia.

Con las cifras de mayo se cierra el primer semestre de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. El balance total es de 17 mil 500 personas asesinadas entre diciembre de 2018 y mayo de 2019, de las cuales 17 mil 11 corresponden a casos de homicidio doloso y 489 a feminicidios.
Respecto a los tres sexenios pasados los datos oficiales del Secretariado solo permiten hacer la comparación en cuanto a carpetas y averiguaciones previas iniciadas por el delito de homicidio doloso. El resultado arroja que el semestre de arranque de López Obrador es el de mayor violencia oficialmente registrado.

En los primeros seis meses de gobierno del presidente Vicente Fox la tasa fue de 7.12 casos de homicidio doloso por cada cien mil habitantes; en el primer semestre de Felipe Calderón el balance fue de 4.89 averiguaciones; en el primer semestre del gobierno de Enrique Peña Nieto el registro fue de 8.01 casos; mientras que en el los primeros seis meses del actual  sexenio la tasa es de 11.51 casos.

Si se comparan los primeros seis meses del sexenio de López Obrador con el periodo inmediato anterior, es decir con el semestre de diciembre de 2017 a mayo de 2018, se advierte un ligero crecimiento en la tasa de homicidios, pues esta pasó de 11.03 casos a los ya mencionados 11.51 casos por cien mil habitantes.
No obstante al revisar los datos oficiales por estados se advierte que son 17 las entidades en donde se ha registrado un incremento de víctimas de homicidio doloso en el referido periodo, mientras que en 15 ha habido un decremento.

La evolución más preocupante es la de Nuevo León, en donde la tasa de víctimas de homicidio pasó de 5.3 a 9.2 homicidios por cada cien mil habitantes entre los mencionados semestres, lo que representa un alza del 72%.
En segundo sitio se ubica Tabasco con un crecimiento de 50.7%, al pasar la tasa de 9.7 a 14.7 casos. Y en tercer sitio está Ciudad de México en donde el registro aumentó de 7.3 a 10.5 homicidios, un alza del 43.2%. Con incrementos similares se ubican Sonora y Morelos con 43.1 y 42.5%.

El resto de las entidades en donde se registra un crecimiento en las tasas de homicidio son Coahuila, Jalisco, Quintana Roo, Campeche, Guanajuato, estado de México, Querétaro, Hidalgo, Chihuahua, Zacatecas, Puebla y Aguascalientes.

Por el contrario, entre las entidades que registran un descenso de homicidios en el primer semestre del sexenio de López Obrador, respecto al periodo pasado, destaca Baja California Sur con un desplome del 78.3% en la tasa de víctimas de homicidio, seguido de Nayarit con una baja de 69% y Guerrero con un descenso del 30.8%.
‪Las tres entidades con la mayor tasa de homicidio doloso de enero a mayo de 2019 son 33.9 casos por cien mil habitantes; Baja California con una tasa de 27.7 casos; y Chihuahua con 22.23.

CAMINO A UNA DEBACLE ECONÓMICA

En materia económica, se trate del peor inicio de gobierno desde 1995 y el crecimiento económico cayó 0.2 por ciento en los tres primeros meses de 2019, además de que todos los indicadores pronostican que su evolución será mínima en este año.
La falta de inversiones productivas, subrayó, se debe a la incertidumbre económica y política que con sus decisiones generó el nuevo gobierno, opinó y subrayó que la tasa anual de inflación llegó a 4.43 por ciento, cifra superior a la meta de cuatro por ciento fijada por el Banco de México.

La economía mexicana parece no dar señales de recuperación, y cada vez más economistas revisan sus pronósticos de crecimiento por debajo del 1%.
En mayo pasado, el Banco de México ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para 2019 a un nuevo rango de 0.8% a 1.8%. En tanto, la Secretaría de Hacienda ha mantenido su expectativa en un rango de 1.1% a 2.1%.

En el primer trimestre, el consumo privado, uno de los principales motores de la economía, tuvo su peor desempeño anual desde 2009, cuando se vivían los estragos de la Gran Recesión, según datos del INEGI.

Desde la segunda mitad del 2018, el consumo privado ha perdido impulso. Para el primer trimestre, sólo creció 0.2% a tasa anual, la más baja desde el cuarto trimestre de 2009, cuando se contrajo 0.6%, de acuerdo con los datos desestacionalizadas de la oferta y demanda agregada elaborada por el instituto.

Esta tendencia en el consumo privado podría ser una cuestión cíclica, sin embargo, está siendo presionada por al menos tres factores en el primer periodo del año: el desplome de la inversión física del sector privado de 3.2% a tasa anual, una caída de 1.3% anual en el consumo de gobierno y una desaceleración de exportaciones de bienes y servicios.
“Tenemos un consumo que viene desacelerándose por cuestiones cíclicas, pero es posible que se profundice por presiones externas, además de tener un estancamiento en la inversión y el gobierno también recorta”, explicó Marco Oviedo, analista de Barclays.
“El panorama se ve bastante complicado con la situación en Pemex, con las dudas de la política energética y en los factores en el exterior”, añadió.

Estos datos, que han permitido analizar la contracción de 0.2% que registró el Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre, han hecho que varios especialistas revisen a la baja el crecimiento económico del país.
Uno de estos ajustes lo hizo el Grupo Financiero Citibanamex. La entidad financiera redujo, por cuarta vez desde noviembre del año pasado, su perspectiva económica desde 1.2% a 0.9% para 2019.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) dio a conocer su Monitoreo de precios a la canasta básica, en el que se detectó un aumento considerable en el precio de la naranja en estados como CDMX (75%), Estado de México (114%), Guanajuato (114%), Tlaxcala (100%) y Jalisco (62.50%).
Por su parte, el aguacate incrementó su costo durante la primera quincena del mes, siendo Nuevo León la entidad en la que presentó un aumento de 15.15%.

“La tendencia alcista y constante en productos agropecuarios como la naranja, el aguacate y alimentos como el pollo, ponen en aprietos el bolsillo de las amas de casa mexicanas, ya que se estima que dichos incrementos de precios han alcanzado un nivel histórico de hasta 200%”, afirmó el Presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

De acuerdo a datos proporcionados por el Banco de México, el proceso inflacionario bajó a 4%, un estimado que considera positivo dentro del 3% y un punto extra de tolerancia que especularon como margen, luego de que el mes anterior se ubicó en 4.28%, sin embargo, dicha baja no reduce el encarecimiento de la vida para los mexicanos que en sus procesos de compra venta pueden percibir una sensación térmica inflacionaria superior al 8%.

“A pesar del aumento del 16,21% al salario mínimo que hizo el Gobierno Federal al inicio de su administración, que ha alcanzado los $102.68 diarios y hasta $176.72 en la frontera norte, se ha vuelto insuficiente para mejorar el poder de compra, causando grandes estragos en la microeconomía de la población” enfatizó Rivera.

A unos días de que India, la sexta economía del mundo, ha impuesto hasta un 70% de aranceles en 28 productos estadounidenses, las fluctuaciones de los mercados internacionales mantienen en vilo economías como la de México, pues más allá de la última negociación arancelaria con el país del norte y el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur de la nación, el tomate continúa bajo el incremento arancelario impuesto por EEUU.

“La espiral inflacionaria y las disputas comerciales, son dos sombras que acechan la economía del país, pues además de la falta de poder adquisitivo por parte de la población y el impacto que tiene este sobre las ventas de los comerciantes, la limitación en las alianzas comerciales del país, no nos garantizan que el 4% inflacionario registrado hasta ahora, prevalezca”, subrayó el líder de ANPEC    

A fin de ofrecer mejoras económicas y alimentarias para los mexicanos, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), hace un llamado al gobierno federal, para que reconsidere un aumento al incremento salarial que permita a los habitantes del país tener acceso a alimentos esenciales y ricos en nutrientes como la carne y las verduras.

PRODUCCIÓN DE PEMEX SIGUE CAYENDO…

En el primer semestre del gobierno actual, la producción de petróleo crudo cayó 10.8 por ciento; la producción industrial bajó 2.6 por ciento, en tanto que la inversión en el sector Salud se redujo 19 por ciento.
Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el 9 de mayo, en cadena nacional que, la producción de crudo se había estabilizado, el promedio es de 1.670 millones de barriles diarios, contra 1.813 del 2018.
Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó que la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) haya caído, como se reveló ayer lunes, y aseveró que cuenta con "otra información".

Durante una de sus conferencias de prensa matutinas, aseguró que ya se logró frenar la caída en la producción de la petrolera. "Yo tengo otra información y está estabilizada la producción y ya no tiene nada que ver; es cosa hasta de poner una gráfica para contestar a los expertos de cómo venía cayendo la producción de manera peligrosa", dijo.
Según el presidente, al terminar con la corrupción -tráfico de contratos y compras con sobreprecio-, se han logrado ahorros significativos. "Lo que costaba 1,000 millones de dólares ahora se paga en 700,000 dólares, es decir, tenemos un ahorro en la producción de Pemex de hasta el 30%", aseguró.

AMLO también afirmó que las calificadoras siguen sin reconocer el daño que le hicieron las administraciones pasadas a Pemex. "Les cuesta trabajo reconocer que están saliendo bien las cosas y no sólo se detuvo la caída, sino hay utilidades; se está reestructurando la deuda de Pemex", subrayó.

Respecto a la deuda de la empresa del Estado, resaltó que los bancos extranjeros, "con buena información, vinieron, ampliaron créditos, bajaron tasas de interés y eso mismo están haciendo otros bancos para reestructurar la deuda que heredamos de Pemex".

PEMEX YA ES CONSIDERADO “BASURA” POR ESPECULADORES BURSÁTILES

El promedio de producción de crudo de petróleo para los primeros cinco meses de 2019 es de un millón 670 mil barriles diarios, casi ocho por ciento debajo de los un millón 813 barriles diarios que promedió la producción en 2018.1
Pemex aumentó un 17.8  las exportaciones, respecto de abril, lo que significaron ingresos de dos mil 314 millones de dólares en el mes y 62 millones de dólares menos que en mayo de 2018.

El 17 de junio pasado Pemex anunció que tenía inversión récord en desarrollos petróleos y que había frenado «14 años consecutivos en la caída de su producción de petróleo desde que registró 3.4 millones de barriles diarios (MMbd) como su máximo de producción en 2004»

«Entre 2015 y 2018, cuando el declive de la producción acumuló casi medio millón de barriles diarios debido a que la empresa no invirtió en ningún nuevo desarrollo de campos petroleros en estos tres años», sin embargo en mayo la producción siguió cayendo.
Pemex con una deuda financiera de 106 mil 500 millones de dólares, es la petrolera más endeudada del mundo por lo que claramente están intentando mejorar los ingresos en dólares de la petrolera estatal, que ha sido castigada por las calificadoras de riesgo que han instalado sus bonos de renta fija en nivel basura.

La producción de gasolinas fue de 211.5 mil barriles por día, un promedio de 15 mil barriles diarios más que en abril de este año, pero 34 mil barriles diarios menos que en mayo de 2018, Petróleos Mexicanos importó menos gasolina, 83 mil barriles diarios menos o un 15 por ciento menos que el mes anterior.

Las cifras de importaciones y producción hacen pensar que en junio podría comenzar a darse desabasto de gasolina en algunas zonas del país.

Share on Google Plus

About La Opinión de México

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Comments:

Publicar un comentario

Entradas populares

LO MÁS POPULAR