LÓPEZ OBRADOR: MÁS MUERTES QUE CON CALDERÓN Y PEÑA NIETO



*En los primeros 3 meses de su mandato, 5 mil 465 muertes dolosas

*De prevalecer la continuidad, serían más de 34 mil muertes en este año

*Con Felipe Calderón, 3 mil 465; con Peña Nieto, 4 mil 102

STAFF LA OPINIÓN DE MÉXICO

CIUDAD DE MÉXICO.- En sus conferencias mañaneras, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado reiteradamente que, gracias al trabajo coordinado de autoridades federales, estatales y municipales, los homicidios van a la baja; a principios de este mes aseguró que en todo el país se redujo el número de homicidios y que en 15 estados, el miércoles 3 de
abril, no se registró uno solo.

Contrariamente, cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de acuerdo al conteo de medios de circulación nacional, del uno al 31 de diciembre de 2018, hubo 2 mil 916 muertes dolosas; en enero de este año, mil 102 y en febrero, mil 447, es decir que en el mismo lapso que sus dos antecesores se registraron 5 mil 465 homicidios dolosos, mientras que en marzo, mil 468, lo que da un total de 6 mil 933 homicidios en cuatro meses.

Conforme a cifras oficiales de la Secretaría de Gobernación, durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, hubo un promedio de 879 muertes al mes, un promedio de 29 diarias; con Enrique Peña Nieto, mil 52, es decir, 35 al día y con López Obrador, mil 410, en promedio, 49 muertes violentas diariamente.

Durante su primera semana de gobierno de López Obrador, se registraron al menos 254 asesinatos en 24 de los 32 estados del país, incluida la capital. En la última semana del régimen de Enrique Peña Nieto, del 23 al 30 de noviembre, sumaron 213 los homicidios.‬

Tan sólo en la primera semana del presente mes, se tienen contabilizadas 289 muertes violentas, lo que contradice las aseveraciones del Primer Mandatario de la Nación, quien dice que los informes a la baja son precisos porque se los proporciona diariamente su gabinete de seguridad.

Cabe precisar que no habían transcurrido 72 horas de su toma de posesión como presidente de la República, cuando en su primera conferencia de prensa aseguró que los homicidios disminuyeron en los primeros dos días de su gobierno y advirtió que en el tema de seguridad, no habría pacto con la delincuencia organizada, “porque tengo las riendas del poder en las manos”, aseguró.

Reiteró que sus adversarios se frotan las manos para que se descomponga la situación en ese tema, “pero estoy seguro de que hay gobierno” y respecto a pactar con la delincuencia, manifestó que no se establecería ningún tipo de acuerdo ilegal, “porque es más que claro que tiene que haber una línea divisoria, una frontera entre autoridad y delincuencia, porque cuando no hay esa frontera no existe la autoridad y nosotros vamos a garantizar que se respete a la autoridad”.

En otra de sus conferencias, volvió a repetir que el número de homicidios se redujo a 50 homicidios por día, “ese es el informe en lo general de mi gabinete de seguridad, con la aclaración de que estamos verificando las fuentes”.

López Obrador se preguntó y se respondió:



-¿Qué cómo empezamos? Bien. Tengo las riendas del poder en las manos;
es decir, hay gobierno en México y es un gobierno para darle seguridad
y protección a los mexicanos, para que se mantenga la esperanza, que
la expectativa es de que hay cambios, de que vamos a ser felices.

Los homicidios en el país se han reducido de más de 99.9 a 77.5,
aunque aún no son los niveles que se esperan alcanzar, dijo López
Obrador y expuso que entre enero y noviembre de 2018, con el anterior
gobierno, el promedio de asesinatos en el país fue de 91.3 diarios,
cifra que se elevó a 99.9 en febrero de este año. La cifra registrada
en marzo fue de 77.5, de acuerdo con las gráficas presentadas por el
presidente en su conferencia mañanera.

-Apenas estamos estableciendo el nuevo sistema para la seguridad
pública, añadió, que consiste en la creación y la instalación de las
coordinaciones territoriales; estamos reagrupando fuerzas, definiendo
los manos (¿?) y conciliando con los gobernadores para que se vayan
uniendo a esta estrategia, por eso no puedo echar campanas al vuelo,
no vamos a actuar de manera triunfalista, pero no estoy de acuerdo con
los que ya apuestan por el fracaso de la estrategia de seguridad.

Pese a su percepción, el conteo de los medios reportó que en su
primera semana de gobierno hubo 254 asesinatos, entre enfrentamientos
armados con grupos criminales, multiejecuciones, ataques a fuerzas de
seguridad, víctimas con señales de tortura, descuartizados y
narcomensajes de amenazas.

El peor periodo de violencia de esos primeros 8 días de gobierno de
López Obrador, lo tuvo el estado de Guanajuato, donde en un solo día,
el pasado ‪martes 4 de diciembre‬, ocurrieron 24 asesinatos.

Tampoco fue una buena semana para la Ciudad de México, donde
ocurrieron al menos 12 crímenes violentos, entre ellos, el asesinato
de un ex abogado del grupo criminal de Los Zetas, acribillado en la
alcaldía de Coyoacán y dos balaceras ocurridas en Gustavo A. Madero,
el pasado ‪jueves 6 de diciembre‬, en las que murieron 6 personas.

Al siguiente día, en su conferencia de prensa matutina del miércoles,
el mismo presidente tuvo que admitir que habían sido 70 los asesinatos
en el país y no 50, como se lo había reportado su gabinete de
seguridad.

Posteriormente se daría el ataque a 6 policías del estado de Jalisco,
acribillados en la comunidad de La Huerta por un comando que, según
las autoridades locales, intentaba rescatar a un detenido. En Puebla,
en la autopista Puebla-Orizaba, 7 hombres murieron en un
enfrentamiento entre presuntos grupos criminales. Junto a los cuerpos
aparecieron narcomensajes firmados por el Cártel Jalisco Nueva
Generación.

En Reynosa, Tamaulipas, elementos del Ejército abatieron a un presunto
criminal armado que los había atacado y dos días después policías
estatales abatieron en la misma entidad a otras tres personas. En
Zacatecas dos agentes fueron acribillados en el municipio de Guadalupe
y en Ciudad Victoria, Tamaulipas, tres custodios de un Cereso estatal
también fueron asesinados.

‪El jueves 6 de diciembre, en Veracruz, fueron hallados los cuerpos de‬
tres hombres desmembrados, originarios de la Ciudad de México, y esa
misma noche, sujetos armados plagiaron a cinco hombres en un bar de
Cuernavaca, estado de Morelos.

El viernes, el ex diputado panista Hiram Contreras fue asesinado de
seis balazos en Ciudad Juárez, Chihuahua. Dos días antes, el
miércoles, autoridades estatales hallaron cuatro cabezas humanas
dentro de igual número de hieleras en el municipio de Madera, del
mismo estado.



Ant esa ola de crímenes, Edna Jaime, directora de la organización
civil México Evalúa, declaró que el problema de la violencia está
desbordado, “estamos rompiendo nuestros techos históricos cada mes y
si esto no para o cuando menos disminuye, este año vamos a cerrar con
alrededor de 34 mil muertes violentas, es un número altísimo".

Por otra parte, si bien en el discurso de su toma de posesión López
Obrador dijo que no habría ningún acuerdo ilegal con la delincuencia,
al mes de asumir la Primera Magistratura, Lòpez Obrador cambió su
postura al decir que la estrategia principal de seguridad no son los
operativos para detener capos, sino para disminuir los homicidios y
garantizar la seguridad en el país.

Y declaró tajante: “Oficialmente ya no hay guerra (contra los narcos)
nosotros queremos la paz”.

También dijo que de 80 homicidios que se registraban en un dia en el
país, bajaron a 54, “me sentí satisfecho, eso es lo que importa bajar,
los homicidios, los robos, que no haya secuestros, es lo fundamental,
no lo espectacular”, sin embargo no dio datos sobre la disminución de
robos y secuestros, sólo se refirió a homicidios.

Empero, estadísticas del SESNSP precisan que en diciembre de 2018 se
registraron 2 mil 916 víctimas de homicidio intencional, de ellas 72
feminicidios. La tasa de homicidios aumentó de 1.79 casos a 1.95, en
comparación con el mismo mes de diciembre de 2017, con Enrique Peña
Nieto.

Esas mismas cifras, indican que en el mes de enero, hubo mil 102
ejecuciones. Tan sólo en Veracruz, hubo 102 muertos, en Guerrero, 151;
en Cancún, 33; en el mes de febrero mil 447 ejecuciones y en marzo,
mil 468 casos.

Sin embargo para López Obrador la situación es diferente, ya que el
pasado 26 de marzo, en su conferencia mañanera desde Baja California,
dijo que en Tijuana se había logrado una disminución considerable de
los delitos de homicidio.

Tales aseveraciones fueron respaldadas por el secretario de la Defensa
Nacional, general Luis Crescencio Sandoval González, quien añadió que
en Baja California hubo solamente 4 muertes, “cuando en Tijuana nos
reportaban 20 y ello sólo significa que el plan nos está funcionando”.

Detalló que se había reforzado la presencia de elementos de las
fuerzas federales para enfrentar al crimen en el país, pero aclaró que
todavía falta y que ello solamente se va a lograr con la Guardia
Nacional.

En Jalisco, el presidente López Obrador junto con el secretario de
Seguridad Ciudadana Alfonso Durazo, el titular de SEDENA y el
gobernador Enrique Alfaro Ramírez, coincidieron en señalar que todos
los delitos van a la baja en ese estado, pues se diseñó una estrategia
de seguridad para frenar la escalada de violencia que se vivió en la
entidad.


El general Sandoval González, dijo que se desplegaron 7 mil 564
elementos de las fuerzas armadas en Jalisco, coordinados en 8
coordinaciones regionales y que se tienen identificadas áreas de
atención prioritaria en Lagos de Moreno, Guadalajara y Tlajomulco de
Zúñiga.

No obstante, cifras extraoficiales destacan que el mes de febrero se
posesionó como uno de los más violentos en el estado de Jalisco, donde
del uno al 28 se registraron 199 homicidios dolosos en seis municipios
del área metropolitana de Guadalajara, lo que representa siete
atentados por día, número que se duplicó si se compara con los
crímenes ocurridos en febrero del 2018, que culminó con 96 muertes
violentas.

Aun así, López Obrador reitera que hay muy buen trabajo de
coordinación con el gobierno de Jalisco y con los gobiernos estatakes
y municipales en todo el país para atender el problema de la seguridad
pública.

Jornadas violentas,  deja 18 muertos en
Guanajuato, rematan a una mujer en ambulancia, había sido rescatada de
un primer ataque; 14 homicidios en Guerrero, menor acribillado en
Apaseo El Alto, al quedar a dos fuegos; turista ultimado en la Costera
de Acapulco, acribillan a cuatro en Guadalajara, Veracruz el infierno,
aumentan crímenes y secuestros; nueve asesinados en Chihuahua, cinco
ejecutados en Oaxaca, se localizan narcofosas en Veracruz, Michoacán y
Tamaulipas.

Esos son algunos de los encabezados de los diarios del país, donde no
se salva ni uno solo de los estados en el que cada día de registran
hechos violentos, que en nada corresponden a lo declarado por el
presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque lo repita a diario en
sus mañaneras.
Share on Google Plus

About La Opinión de México

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Comments:

Publicar un comentario

Entradas populares

LO MÁS POPULAR